Grilled Lobster Tails - SAVOIR FAIRE by enrilemoine

Colas de langosta a la parrilla

Colas de langosta a la parrilla - SAVOIR FAIRE by enrilemoineColas de langosta a la parrilla. Para quienes no han leído La tía Julia y el escribidor, de mi nunca bien ponderado Mario Vargas Llosa,  déjenme contarles la historia de Pedro Camacho. Camachito era un prolífico escribidor de radionovelas en una radio en Lima, Perú. Escribía los guiones de todas las radionovelas que se transmitían de lunes a viernes por la mañana y de todas las que se transmitían por la tarde también. Hasta que un día comenzó a confundir los personajes de una radionovela a otra…
Tostadas francesas -SAVOIR FAIRE by enrilemoine

Tostadas francesas con frutas frescas

Tostadas francesas - SAVOIR FAIRE by enrilemoineTostadas francesas. Esta es una receta de la época en la que vivía en Nueva York. Religiosamente, cada domingo, como quien va a la iglesia, solía irme de brunch a un restaurante en la esquina de Houston y Thompson, hacer una cola de 20 minutos —no importaba si estaba nevando o lloviendo—, y esperar pacientemente a que me asignaran una mesa.
Crema de papas con tocineta - SAVOIR FAIRE by enriemoine

Crema de papas con tocineta

Crema de papas con tocineta - SAVOIR FAIRE by enriemoineCrema de papas con tocineta. Sé que últimamente ando medio obsesionada con la tocineta. La verdad sea dicha, creo que la vida sabe mejor con tocineta. Así de fácil. Además, todavía es invierno.

Salsa para pavo a las finas hierbas

Esta salsa para pavo a las finas hierbas es tan deliciosa como fácil de hacer.

Salsa para pavo a las finas hierbas - SAVOIR FAIRE by enrilemoinePavo sin salsa es como papa sin sal. Y porque el leit motiv de mi pavo asado son, precisamente, las hierbas, también la salsa o gravy tiene el aroma sutil del romero, el tomillo y la salvia  frescos.

Relleno de arroces para pavo

Relleno de arroces para pavo - SAVOIR FAIRE by enrilemoineRelleno de arroces para pavo. Esta es la versión mejorada del primer relleno para pavo que hiciera hace cuatro años, tres días después de que aterrizara en el Sur de California, sin saber donde estaba qué cosa en mi cocina y sin idea de lo que era un menú de Acción de Gracias como Dios manda.