Rivalidad entre hermanos {aprender a negociar}

Este es un post patrocinado por Kellogg’s Frosted Flakes™. Las opiniones aquí expresadas son mías. Gracias por apoyar a las empresas con las que Savoir Faire colabora, para que así pueda seguir creando recetas divertidas, coloridas y sabrosas.
Rivalidad entre hermanos - SAVOIR FAIRE by enrilemoine¿Rivalidad entre hermanos? ¿Qué te puedo decir que no te haya dicho? ¡Pero si es que hasta en la Biblia está documentada! Todo el que tenga hijos, especialmente si son varones y si como los míos nacieron con apenas 25 meses de diferencia entre sí, sabe lo que es esa rivalidad que a veces parece insalvable.
Hace poco me llamó una amiga desesperada porque sus dos hijos no se soportan. Si a uno le gusta el fútbol y es todo actividad física y deportes, el otro es un nerd que todo lo hace virtualmente en una computadora. Si uno es el más popular de la clase, el otro es tímido y huraño.

Creo que hay edades en las que la rivalidad entre hermanos se agudiza. En mi vida sufrí tanto como cuando mis hijos tenían 11-12 años el mayor y 9-10 años el menor. Peleaban por todo. No podían verse. Eran como el aceite y el vinagre. Cuando Andrés Ignacio (13) tuvo el cabello largo, Tomás Eugenio (11) pedía que se lo cortara bien corto. Cuando Andrés optó casi por raparse, Tomás se dejó la melena. Si a Andrés le gustan los huevos fritos, a Tomás le gustan revueltos. Si a uno le gustan las hamburguesas, el otro no puede oler el kétchup. Como las bananas son la fruta favorita de Tomás, Andrés decidió que él era alérgico.

Mis hijos son decididamente únicos en sus gustos y preferencias. Pero además, con la determinación que los caracteriza (¿a quién habrán salido?, me pregunto yo), sin importarles que sean hijos de la misma mamá y el mismo papá, han hecho de su empeño por diferenciarse el uno del otro, su razón de ser.Rivalidad entre hermanos - SAVOIR FAIRE by enrilemoineTal es la fuerza de esa rivalidad que, aunque comparten la misma habitación, han llegado al extremo de tener sábanas y edredones diferentes, no vaya alguien a confundirse y, horror de horrores, creer que se parecen en algo. Mientras Tomás estuvo toda su vida en el cuadro de honor en la escuela, a Andrés sólo le interesaba el colegio para socializar y hacer amigos. Cuando por fin entendió que de su buen rendimiento académico dependía que pudiera ser parte del equipo de basquetbol de su escuela media,  Andrés mejoró sus calificaciones y entonces vino la debacle, pues Tomás abandonó todo interés por la academia.
Rivalidad entre hermanos - SAVOIR FAIRE by enrilemoine¿Y yo? ¡Pues creí que me moría!
Milagrosamente, hay dos cosas por las que nunca pelearon: el basquetbol y los Frosted Flakes. Ni con el baloncesto ni con su cereal favorito ha habido jamás un desencuentro. Los dos sueñan con jugar en la NBA, los dos tienen casi cinco años jugando en las ligas de otoño y primavera de nuestra ciudad (primero en California y ahora en Florida), e incluso ya Andrés, quien por segundo año consecutivo forma parte del equipo de baloncesto de su escuela media, es miembro del traveling team de Doral.Rivalidad entre hermanos - SAVOIR FAIRE by enrilemoineTomás, quien este año comenzó su middle school, ya está haciendo méritos para ser parte del equipo así sea jugando banco o siendo quien reparta el agua a los jugadores cuando empiecen los juegos inter escolares, todo mientras llega a séptimo grado y pueda vestir los colores de su escuela.
Con los Frosted Flakes ocurre lo mismo. Pero claro, si los dos dicen que eso se lo pasé yo en el ADN. Y en mi casa puede que un día se acabe el jugo de naranja, o haya que salir corriendo a comprar tomates para hacer una salsa para la cena, pero jamás falta el cereal. Los dos son cereal killers. Andrés se come el suyo con una mezcla de dos partes de yogur natural bajo en grasa y una de leche descremada. Mientras que a Tomás le gusta con leche completa, leche de almendras o leche de merey (anacardo, castaña de cajú, marañón o nuez de la India), porque vamos a estar claros: están de acuerdo en el cereal ¡no en la forma de comérselo!Rivalidad entre hermanos - SAVOIR FAIRE by enrilemoineCuando han tenido diferencias que parecen insalvables les digo lo que siempre he pensado: que lo único que no tiene solución es la muerte y que siempre se puede negociar y llegar a acuerdos con base en los puntos en común que tengan las partes en conflicto, por pequeños que estos puntos sean. Y los dos han aprendido que luego de la negociación, no importa que hayan tenido que ceder en algo, cada uno puede terminar en una posición o lugar mejor al que se encontraban cuando comenzó el conflicto, y es cuando sobreviene el acuerdo entre hermanos que de otra forma seguirían siendo rivales.
Para mi buena fortuna, el hecho de que los dos asistan a la misma escuela media, donde Andrés es querido y respetado, los ha acercado muchísimo. Ya los dos llevan el cabello corto, cada uno en su estilo, pero corto. Y aunque Andrés está en octavo grado y Tomás en sexto,  los dos comparten la misma clase de educación física de lunes a viernes.
Ya están entrenando juntos para el mismo equipo y se sientes orgullosos de que su coach los llame “Lemoine” y “Little Lemoine”.
De cómo tienen la energía para jugar cada uno en dos equipos de basquetbol en dos ligas diferentes al mismo tiempo, eso es historia para otro post y forma parte de lo mucho que han negociado y logrado: Tomás ha aprendido a respetar a su hermano mayor y su seniority, y Andrés ha aprendido que el ejemplo es la mejor lección y que como hermano mayor su deber es proteger a su hermano y ayudarlo a crecer y madurar.
Continuará…

SaveSave

Sharing is caring!

No te olvides de visitar mi tienda de Amazon. Gracias
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x