Libros de cocina: si los míos hablaran

Si mis libros de cocina hablaran… podría escribir otro blog completo…

Libros de cocina - SAVOIR FAIRE by enrilemoineHoy estoy desempacando mis libros de cocina. Tarea sencilla, porque los guardé en cajas plásticas pequeñas. Estas cajas hicieron fácil no sólo su transporte, sino también saber lo que había dentro. Así, cuando los señores de la mudanza pusieron el librero en su sitio (en un pequeño pasillo frente a mi cocina), yo misma puse las cajas en cada compartimiento. Y hoy estoy poniendo los libros, que empaqué sin un ápice de polvo, en su santo lugar.
Libros de cocina - SAVOIR FAIRE by enrilemoineComo mi cocina no es tan grande como quisiera, parte de mi menaje permanecerá guardado, visible y a mano para cuando lo necesite, en cajas plásticas más grandes. Al igual que las de los libros , las compré en Ikea por un precio irrisorio. Todo tendrá un lugar en mi garaje. Pero mis libros no. Al menos no mis libros de cocina.

Mi primera colección, editada por TIME -LIFE, la compré cuando era estudiante universitaria en Caracas. Por entonces tenía un trabajo de medio tiempo que me encantaba. No sólo porque me permitía hacerme de mi propio dinero y ser independiente. Sino sobre todo por lo que hacía en aquel trabajo. Como verán, ese, mi primer trabajo formal, seguramente influyó muchísimo en mi gusto por la cocina y la buena mesa.

Libros de cocina - SAVOIR FAIRE by enrilemoineEra vendedora en La batterie de cuisine, una tienda de artículos de cocina. Allí, aprovechando el descuento de empleada que me daban, a los 19 años me compré mis primeras toallas y guantes de cocina. También compre, algunos utensilios que hasta el sol de hoy conservo y utilizo, las piezas de servir de mi primera vajilla Villeroy & Boch (enlace afiliado), que todavía atesoro. Y si no me compré una batería de ollas de cobre con asas de bronce fue porque, siendo estudiante de periodismo, al poquísimo tiempo me fui a trabajar, como era natural, como redactora en una revista.

Aprendí inglés para poder leer esos libros y seguir las instrucciones de cada receta. Y me abrieron el horizonte a nuevos ingredientes y formas de cocinar y comer. Descubrí que había sopas frías. Que había cuchillos para quesos y otros para las frutas. Que es mejor cocinar al vapor que hervir los vegetales. Que hay muchísimas variedades de calabaza (más allá de la auyama que cocinaba mi abuela), lo mismo que de cebollas y tomates. Y que aunque la cocina es un juego de niños, como todo juego requiere práctica y paciencia.

Libros de cocina - SAVOIR FAIRE by enrilemoineMucho de lo que se hoy sobre técnicas para cortar, preparar, cocinar y preservar los alimentos, se lo debo a esa, mi primera colección de libros de cocina. Son como mi Biblia en materia culinaria. Han pasado varias décadas y los sigo consultando y atesorando. Se mudaron conmigo cuando me fui a vivir a Madrid, Ginebra, Nueva York, el Sur de California y siguen teniendo un lugar principalísimo en mi casa en Miami.

Mi colección ha seguido creciendo, aunque no tanto como yo quisiera. Y no me da pena decir que desde hace cinco años, cuando comencé este blog, los de cocina son los únicos libros que compro en físico. No me sirve verlos en un iPad. Tengo que poder tocarlos, pasar las hojas, olerlos, ver las manchitas de alguna salsa en sus hojas amarillentas y perderme en los recuerdos que traen a mi memoria.

Sharing is caring!

No te olvides de visitar mi tienda de Amazon. Gracias
Subscribe
Notify of
guest

18 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
18
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x