La cocinita de papá + VIDEO

Junto con Eli Bravo, ayer tuve la oportunidad de presentar en Miami La cocinita de papá (enlace afiliado). Se trata del libro de recetas para toda la familia, de mi querido amigo José Baig.

Eli Bravo, Enriqueta Lemoine y José Baig, en la presentación de La cocinita...
Flanqueada por Eli Bravo y José Baig.

La presentación fue en la galería Imago Art in Action, en Coral Gables. Y estuvo llena de reencuentros, buena música y delicias para comer. Contó con el apoyo de La Real Foods, especialistas en tortillas, tostadas, arepas y afines. Lo que sigue es, palabras más, palabras menos, lo que dije en el bautizo de La cocinita de papá.

De periodistas a bloggers

José Baig firmando sus libros en Miami

A José y a mí nos unen muchas cosas. No sólo somos colegas por partida doble. Crecimos en Caracas y allí estudiamos y ejercimos el periodismo. Luego, nos aventuramos en el mundo de las comunicaciones al servicio de nuestros colegas periodistas. E incluso incursionamos en el apasionante mundo de las políticas públicas. Nada de esto lo hicimos al mismo tiempo. Tampoco en las mismas ciudades. Digamos que hemos vivido una suerte de vidas paralelas, pero en tiempos y lugares diferentes.

Lo que la cocina une…

Con equipo de Imago en la presentación de de La cocinita de papá en Miami.
Con el equipo Imbatible de Imago: a la izquierda Trina Oropeza, y a mi derecha María Alejandra Prado.

Hace poco más de una década, nos volvimos a encontrar. Gracias a este blog y al de José, descubrimos que nos une la misma pasión y amor por la cocina. Y como lo que la cocina une, nada lo desune, no nos hemos perdido la pista, no importa dónde vivamos ni las vueltas que dé el mundo.

He visto a Manuel, Yolanda y Jorge, los hijos de José y Cecilia, crecer dentro y fuera de la cocinita. Y ahora, gracias a La cocinita papá, ahora José y yo somos compadres, en un sacramento que ayer sellamos con aceite de oliva, ajo y perejil.

Un libro obligado…

La cocinita de papá, de josé Baig.

De La cocinita de papá (enlace afiliado) sólo puedo decir que es el libro que no puede faltar en cada casa donde haya un niño y una cocina. Si eres mamá o papá, tienes que comprarlo. Lo mismo si eres abuela, abuelo, tío o tía. Pero además, creo que cada familia debería tener dos ejemplares. 

El primero, para tenerlo como coffee table book. O inmaculado en la biblioteca. Créeme: prologado por ese embajador de la cocina venezolana y la venezolanidad, que es nuestro Sumito Estévez; con el primor de las ilustraciones de Moni Pérez, y el diseño de Manuel González, La cocinita de papá es una obra de arte. Y no querrás que a semejante tesoro lo salpique ninguna salsa de tomate ni de nada.

La cocinita de papá...

El segundo ejemplar es para tenerlo en la cocina y ese sí: que se llene de harina, salsa boloñesa o humus, que para eso fue que se hizo. Con La cocninita de papá, José nos enseña que la cocina es un juego de niños y que los platos son lienzos en blanco para llenar de colores, sabores, texturas y aromas, cuando cocinamos con nuestros hijos, sobrinos o nietos.

Por qué La cocinita de papá

José Baig en acción

Hay otra razón por la que sostengo que toda familia con niños debe tener a mano La cocinita de papá. La cocina es un lugar maravilloso. Y quienes cocinamos hacemos magia: la magia de transformar los alimentos en algo delicioso.

Cuando un niño entra en la cocina, también se convierte en mago y alquimista. Entonces, su relación con los alimentos, la comida y el comer, se transforma para bien y para siempre.

Cuando una niña le pone agua a tibia a la levadura y ve cómo se transforma en espuma, y luego con un poco más de agua y harina hace masa, ocurre algo maravilloso. Y si esa masa se hornea y se transforma en una hogaza de pan, entonces lo que ocurre es poco menos que un milagro.

Cuando un niño aprende a cocinar no sólo aprende a comer, también aprende a ser independiente. Cuando una niña se sienta a comer los alimentos que cocinó o ayudó a preparar, se siente feliz, orgullosa de su creación, y segura de sí misma.

Comer bien y en familia

Cuando los niños cocinan recetas como las que José recopiló en La cocinita de papá, aprenden a comer una dieta baja en azúcar, carnes rojas y alimentos procesados, y rica en carbohidratos complejos y proteínas, frutas y vegetales. Y nosotros podremos estar tranquilos porque estaremos criando niños sanos, menos propensos a la diabetes, la hipertensión y la obesidad.

Pero además, es en la cocina y en la mesa, más que en la escuela o la iglesia, donde se crían los hijos, se transmiten valores y se forman buenos ciudadanos. Creo que eso es lo más importante que nos legan José, Cecilia, Manuel, Jorge y Yolanda en La cocinita de papá.

No te pierdas este video donde José y su familia cuentan la historia de La cocinita de papá.

Gracias al equipo de Imago por la gentileza de cederme las fotos que ilustran este post.

Gracias Martín Ramos, periodista y cocinero, por ocuparte en la distancia de que todo saliera bien.

Gracias por suscribirte a mi canal de Youtube y visitar mi tienda de Amazon, allí puedes ordenar tu ejemplar de La cocinita de papá (enlace afiliado).

No te pierdas mis otros posts sobre libros y autores.

Sharing is caring!

No te olvides de visitar mi tienda de Amazon. Gracias
Subscribe
Notify of
guest

42 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
42
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x