Sindy Lazo, primera MasterChef Latina

Sindy Lazo, primera MasterChef Latina, libró por todos.

Sindy Lazo primera MasterChef Latina
Sindy Lazo, primera MasterChef Latina. Fotos cortesía Telemundo.

Confieso que no vi la primera temporada de MasterChef Latino, el reality show de la cadena de televisión Telemundo, en el que 14 cocineros amateur compitieron por un premio de $100.000. Tampoco vi la final. Así que este post no es sobre los avatares y retos que enfrentaron los concursantes, ni sobre cómo evolucionaron a lo largo de las 10 semanas que duró la competencia, y tampoco sobre lo que cocinaron para ganarse el favor del jurado.

Este post es sobre lo que sentí desde que me enteré de que la ganadora es la venezolana Sindy Lazo, una muchachita de 39 años, quien no importa la edad siempre será una niña soñadora.

Sindy Lazo, primera MasterChef LatinaYa el sólo hecho de haber llegado a estar entre los 14 aspirantes a ceñirse la corona de primer MasterChef Latino hizo de Sindy una ganadora. Ni que hablar de cuando quedó entre los tres semi-finalistas y luego pasó a la final, en la que se midió en buena lid con el también venezolano Andrés de Oliveira.

Pero anoche Sindy Lazo se alzó con el trofeo y libró por todos los que andamos en esta diáspora regados por el mundo, y nos llenó de orgullo y nos recordó con su sempiterna sonrisa estampada en los labios, que con esfuerzo, sin perder el norte y la esperanza, sí se puede.

Sindy Lazo, primera MasterChef Latina y Andrés de OliveiraSindy no es ajena a las luces ni a las cámaras ni al mundo del espectáculo. Por el contrario, hija de hacha y machete, que cuchillo tan cortón. No sólo es hija de su mamá, la actriz venezolana Mimí Lazo, quien también es una mujer sin edad y una maestra en aquello de reinventarse. De Mimí heredó las facciones perfectas y la coquetería que hace que la cámara se enamore de ella. Pero además Sindy también es actriz de teatro y telenovelas, y en Venezuela tuvo su propio show de televisión, La cocinita de Sindy.

En MasterChef Latino, Sindy, quien ha batallado con la adicción a la comida y el sobrepeso, dio vida a un personaje encantador que con sus diademas y tocados de flores, que la hacían parecer una Frida Kahlo de los fogones, enamoró a la audiencia e hizo su sueño realidad y puso de monda el hashtag #FlowerPower.

Sindy Lazo, primera MasterChef Latina y Andrés de OliveiraAparte de su bien merecido triunfo personal, Sindy representa el sueño de millones de venezolanos a quienes la vida nos ha llevado a reinventarnos más allá de las fronteras de una Venezuela oprimida por una tiranía que la tiene sumida en el hambre y la miseria.

Antes de publicar esto, mientras buscaba las fotos de Telemundo para ilustrar este post, me encontré con una avalancha de críticas a Sindy y su mamá, a quienes se les señala por haber apoyado al régimen de Hugo Chávez, que dio paso a la oprobiosa dictadura de Nicolás Maduro.

Soy y siempre fui de derecha y me gusta decir que soy anti comunista y a mucha honra. Pero no soy quien para juzgarlas ni criticarlas y me parece muy mezquino pretender empañar el triunfo de Sindy, quien ganó una competencia durísima porque fue la mejor, echándoles en cara a ella y a su mamá un pasado de izquierda. Nunca, ni cuando fue estudiante universitaria, tuve coqueteos con la ideología socialista —cómo era norma en la Venezuela en la que nací y me crié. Pero eso no me da derecho a descalificar a nadie porque haya pensado o piense distinto a mí.

Como millones de venezolanos, Sindy vino a este país noble y generoso que es los Estados Unidos de América, en busca del sueño americano, su sueño loco de ser cocinera, como ella misma lo llama, y anoche lo hizo realidad. Así que no me queda sino decir: ¡Bravo Sindy! Anoche libraste por todos. Y por eso hoy todos somos Sindy.

Sharing is caring!

No te olvides de visitar mi tienda de Amazon. Gracias
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x